Situado en la Plaza del Maestro Haedo, en el corazón del Casco Antiguo de la ciudad de Zamora, este pequeño Hotel, con solo siete habitaciones, procura dar respuesta a quien no busca un alojamiento convencional.
El hotel es el resultado de la reconstrucción de un edificio ecléctico levantado en el primer tercio del siglo XX, en cuyo proceso se han conservado las características compositivas y formales originales, así como todos los elementos complementarios. Pero sobre todo eso se ha conservado la forma en la que la luz penetraba en las antiguas dependencias, por lo que los actuales espacios evocan a los antiguos.